15 años reinvindicando la verdad

15 años reinvindicando la verdad y la dignidad a las víctimas de la desaparición forzada de niñas y niños en El Salvador

“Con el esfuerzo de todas y todos en el país podremos encontrar un número mayor de niñas y niños que han crecido con una identidad alterada y cuyos padres no han podido disfrutar de los momentos tiernos que dan los hijos e hijas” Jon Cortina sj Audiencia ante la Comisión de la Mujer, la Niñez y Familia de la Asamblea Legislativa de El Salvador San Salvador, 13 de octubre 1999.

Finalizado uno de los episodios más dramáticos y crueles de la historia de El Salvador, el conflicto armado, las y los familiares de las niñas y niños desaparecidos en compañía del Padre Jon de Cortina sj, deciden emprender la incansable búsqueda de sus seres queridos y a exigir el esclarecimiento de la verdad y el enjuiciamiento de los responsables de estas graves violaciones a los derechos humanos. Además, como una forma de reparación moral, de restablecer la convivencia humana amparado por el estado de derecho y como una manera eficaz de garantizar que estos lamentables hechos nunca más vuelvan a causar sufrimiento y terror en la sociedad salvadoreña.

De este embrión nace y florece la Asociación Pro-Búsqueda de Niñas y Niños Desaparecidos en la Comunidad Guarjila, hoy nombrada “Comunidad Jon de Cortina”, integrada por cientos de familiares de todas las zonas del país y un grupo de profesionales comprometidos a lo largo de estos 15 años con uno de los desafíos más complejos en materia de construcción de paz: la reconciliación de la sociedad salvadoreña a través del camino de la verdad y la justicia.

Abrirse paso en esta ruta ha significado para las víctimas enfrentarse frontalmente a un régimen de impunidad aún enquistado en las estructuras del Estado, romper el silencio, rebatir el discurso dominante de la negación y el encubrimiento de los gobiernos anteriores administrados por el partido ARENA.

A pesar de estas situaciones adversas, la Asociación Pro-Búsqueda ha logrado visibilizar la dimensión justa que representa la problemática de la niñez desaparecida en materia de derechos humanos a nivel nacional e internacional, devolverles la esperanza y la dicha a muchas familias con el esclarecimiento del paradero de 341 casos, de los cuales 214 jóvenes han logrado reencontrarse con sus familiares biológicos, restituir su identidad y conocer su verdadera historia, su procedencia familiar y en cierta forma sus raíces culturales.

Otro importante aporte a la sociedad salvadoreña, ha sido la lucha contra la impunidad y el decidido esfuerzo de exigir el funcionamiento eficaz, imparcial e independiente del sistema de justicia a través del agotamiento de todos los mecanismos de judicialización, incluso el Sistema de Justicia Interamericano de Derechos Humanos, cuyos resultados han empoderado a las víctimas en su afán de reivindicar el Estado de Derecho y demandar al Estado salvadoreño el cumplimiento de sus obligaciones constitucionales y las contraídas en virtud de los tratados internacionales en materia de derechos humanos.

Es importante reconocer y agradecer a las organizaciones de víctimas y de derechos humanos nacionales e internacionales que han acompañado y apoyado solidariamente esta noble lucha, a las agencias de cooperación internacional que han creído y confiado en la audacia de las víctimas en transformar la problemática de la niñez desaparecida y en el equipo técnico que ha dado lo mejor de su esfuerzo y experiencia a lo largo de estos 15 años.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional del Detenido y Desaparecido y del Décimo Quinto Aniversario de la fundación de la Asociación Pro-Búsqueda, se reitera y renueva el compromiso de continuar reivindicando los derechos de las víctimas, hasta esclarecer el último caso y lograr que la justicia efectiva sea una realidad histórica reparadora y dignificante a las víctimas y motivo de engrandecimiento y reconciliación de la sociedad salvadoreña.

Finalmente, exhortamos al Presidente de la República, Sr. Mauricio Funes Cartagena, y al Gobierno de El Salvador que hagan realidad el compromiso por la verdad y la justicia que han expresado frente a las víctimas de la desaparición forzada de niños y niñas, honrando así la dignidad de éstas, la memoria y legado de Monseñor Romero y el padre Jon de Cortina sj.

Comments are closed.