Mary Aileen Diez Bacalso, Secretaria General de la Federación Asiática contra las Desapariciones Forzadas o Involuntarias (AFAD), gana prestigioso Premio Internacional.

Mary Aileen Diez Bacalso ha sido una mujer defensora de los derechos humanos, por lo que PRO-BÚSQUEDA quiere hacerle llegar desde este pulgarcito de América, las más extensivas felicitaciones por tan merecido premio.

Bacalso

Aileen ha participado en innumerables eventos internacionales para representar a las víctimas de desaparición forzada en Filipinas y en el Continente Asiático, dando a conocer la problemática latente que pervive en el cuerpo y en el alma de tantos  cientos de miles de hombres y mujeres a quienes les arrebataron el derecho de mantener una familia unida y articulada.  Sus acciones han contribuido a que las Naciones Unidas asuman su rol contralor para que los Estados asuman la responsabilidad a la protección de la población que representan.

Además, Aileen ha sido beligerante en las acciones para que los Estados firmen y ratifiquen la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas, impulsando campañas de a nivel mundial.

“Con gran honor, voy a recibir este premio en Buenos Aires, Argentina, el 10 de diciembre de 2013 durante el 65 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos.  Voy a estar honrada de recibir este premio tan prestigioso, representando no solo a mí, sino a los desaparecidos, sus seres queridos y para todos nosotros que trabajamos en este movimiento global contra el delito global de la desaparición forzada y la impunidad.  Será una importante victoria para la causa de los desaparecidos y sus familias en Filipinas, en Asia, América Latina y todo el mundo” expresó Aileen al recibir la noticia.

Sin duda, estimada y admirada compañera de lucha, cada premio que recibas será un desafío y un compromiso para continuar en la búsqueda de desaparecidos, para construir un mundo más justo y más humano. Donde prevalezca la verdad, la justicia, reparación y sobretodo en el que ya no exista un desaparecido más por la violencia estructural, que rompe con el tejido familiar, social, personal y global.

En modificación a la frase de Bertolt Brecht, diría: Hay mujeres que luchan un día y son buenas, hay otras que luchan un año y son mejores. Hay mujeres que luchan muchos años y son muy buenas, pero hay las que luchan toda la vida, esas son las imprescindibles.

Ester Alvarenga

Boletin Mary Aileen Diez Bacalso

 

November 5, 2013