Organizaciones de derechos humanos y colectivos de víctimas piden el 30 de agosto como Día Nacional

Organizaciones dieron la conferencia de prensa frente al Monumento de la Memoria y la Verdad del Parque Cuscatlán.

Asociación Pro-Búsqueda junto al colectivo Pro-Memoria Histórica pidió la declaratoria del 30 de agosto como Día Nacional de las Víctimas de la Desaparición Forzada con el objetivo de que Sensibilizar, concienciar, llamar la atención, señalar que existe un problema sin resolver, un asunto importante y pendiente en las sociedades para que, a través de esa sensibilización, los gobiernos y los estados actúen y tomen medidas o para que los ciudadanos así lo exijan a sus representantes.

La desaparición forzada se usa a menudo como estrategia para infundir el terror en los ciudadanos. La sensación de inseguridad que esa práctica genera no se limita a los parientes próximos del desaparecido, sino que afecta a su comunidad y al conjunto de la sociedad.

La desaparición forzada se ha convertido en un problema mundial que no afecta únicamente a una región concreta del mundo. Las desapariciones forzadas, que en su día fueron principalmente el producto de las dictaduras militares, pueden perpetrarse hoy día en situaciones complejas de conflicto interno, especialmente como método de represión política de los oponentes. Es motivo de especial preocupación:

  • el acoso de los defensores de los derechos humanos, los parientes de las víctimas, los testigos y los abogados que se ocupan de los casos de desaparición forzada;
  • el uso por los Estados de la lucha contra el terrorismo como excusa para el incumplimiento de sus obligaciones;
  • y la todavía generalizada impunidad por la práctica de la desaparición forzada.* (tomado de la pagina web http://www.un.org/es/events/disappearancesday/)
  • Miembros de la Comisión de trabajo en Derechos Humanos Pro-Memoria Histórica de El Salvador

Compartimos el pronunciamiento de la Comisión Pro-Memoria en el marco del 30 de agosto:


Descargar (PDF, 456KB)

September 4, 2017