Por la niñez desaparecida, seguimos adelante.

La Asociación Pro-Búsqueda de Niñas y Niños Desaparecidos celebra en este día su vigésimo aniversario junto a familiares de niños desaparecidos, así como con jóvenes reencontrados que han podido conocer a su familia biológica gracias a la labor realizada en estas dos décadas. El lugar escogido para la ocasión fue el parque Cuscatlán, frente al monumento memorial a los desaparecidos durante el conflicto armado.

DSC02400

La fundación de Pro Búsqueda está ligada a la valentía y el esfuerzo de las víctimas por alcanzar la justicia y conocer la situación de sus niñas y niños desaparecidos durante el conflicto armado. La determinación del Padre Jon Cortina, sacerdote jesuita  junto a madres y padres que buscaban a sus hijos desaparecidos, decidieron exigir sus  Derechos Humanos y fundaron la Asociación Pro-Búsqueda el 20 de agosto de 1994, en el cantón de Guarjila, (Chalatenango).

Desde entonces, se han superado innumerables adversidades para poder localizar y, finalmente, reencontrar a muchos niños -ahora jóvenes- con sus familias de origen. Hasta la fecha, Pro-Búsqueda ha registrado 934 casos y ha logrado resolver 392. Buena parte de estos jóvenes localizados ya se ha reencontrado con su familia biológica.

La conmemoración conto con la presencia del Vice-presidente de la Republica Oscar Ortiz, la Secretaria de Inclusión Social Vanda Pignato, el señor Procurador de Derechos Humanos David Morales, representantes de Ong’s, activistas de derechos humanos  y organismos de colaboración internacional.

El día fue aprovechado para recordar los logros que la organización ha logrado durante 20 años trabajando por reunificar a las familias afectadas y reencontrar a los que aún hace falta. Eduardo García, nuevo coordinador en funciones de Pro Búsqueda menciono: “Somos una organización pequeña. Pequeña en recursos, pero grandes en corazón que han logrado resolver casos que el estado no ha afrontado ni investigado. Son veinte años con 244 casos de familias que ya reencontraron a su hijo o hija. Esto nos llena de alegría y orgullo”.

Los jóvenes reencontrados aprovecharon la ocasión para hacer un llamamiento al Estado a que asuma su rol de protector de los derechos que les fueron violentados durante el conflicto, para que estos hechos no se vuelvan a repetir en el presente. Exigieron el estudio y la aprobación del anteproyecto de la ley de reparaciones  y que se permita el acceso a archivos militares para poder investigar y documentar información que podría ser valiosa para reencontrar a más jóvenes.

El Vicepresidente Oscar Ortíz felicitó a cada una de las familias presentes por su incansable lucha, recordó el  legado del Padre Jon y reafirmo el compromiso del gobierno por hacer todo lo posible para apoyar a las víctimas de desaparición forzada en la creación de mecanismos que apoyen y faciliten la labor de búsqueda.  “No podemos dejar a un lado a las Victimas, por eso estamos haciendo lo que podemos para reparar a las familias que sufrieron los daños que dejo la guerra. Muchos de nosotros tenemos nombres de desaparecidos en este monumento y sabemos lo que eso significa.” agrego Ortíz.

Al final del evento protocolario se procedió a entregar una ofrenda floral en el monumento a la verdad y la memoria, en homenaje a cada uno de los nombres de niños desaparecidos que aún se encuentran plasmados en el muro.

DSC02439

Queda todavía mucho trabajo por hacer para poder encontrar a los 542 niños que aún están desaparecidos. Cada año, Pro-Búsqueda recibe nuevos casos tanto de familiares que buscan a sus niños desaparecidos como de jóvenes que dudan de su identidad y quieren conocer a su familia biológica.

Por todo ello, en 20 años de trabajo a favor de los derechos humanos, la Asociación Pro Búsqueda se mantendrá activo en lucha por la construcción de la democracia y la paz en El Salvador.

 “Cuando se habla con el corazón, nada puede pasar”    Padre Jon Cortina

Comments are closed.