Posicionamiento de Asociación Pro Búsqueda ante la reciente sentencia emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos

La Asociación Pro Búsqueda de niñas y niños desaparecidos recibe con notable agrado la reciente notificación del fallo de Corte Interamericana de Derechos Humanos en el que condena a El Salvador por la desaparición de los niños José Adrián Rochac, Santos Ernesto Salinas, Manuel Antonio Bonilla, Ricardo Ayala y la niña Emelinda Lorena Hernández entre 1980 y 1982. Además condena al Estado por la violación de los derechos a la libertad personal, la vida familiar, a la integridad personal y al reconocimiento de la personalidad jurídica de los menores.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos es una institución judicial autónoma de la Organización de los Estados Americanos cuyo objetivo es la aplicación e interpretación de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y de otros tratados concernientes al mismo asunto. La Corte fue establecida en 1979, con sede en San José, Costa Rica, y está formada por juristas de reconocida competencia en materia de derechos humanos. El Salvador se suscribe a la aceptación de la Corte el 6 de junio de 1995.

En el presente fallo, la Corte considera que las desapariciones aún afectan a los familiares de las víctimas al mantenerlos en la incertidumbre sobre el paradero de estos niños durante más de 30 años. Además señaló que en el caso prevalece una situación de “impunidad total” y no se ha satisfecho el derecho de los familiares de las víctimas a conocer la verdad, pese a que el Estado salvadoreño reconoció su responsabilidad y aceptó totalmente los hechos.

Ante esta situación, la sentencia exige a El Salvador efectuar a la mayor brevedad una “búsqueda seria” que determine si las víctimas aún están vivas, sugiere mayor eficiencia en las investigaciones que continúan abiertas con el fin de identificar, juzgar y sancionar a los responsables de las desapariciones forzadas. Otras disposiciones de la Corte indican que el Estado debe construir un “jardín museo” para recordar a las niñas y los niños desaparecidos forzadamente durante el conflicto armado, reconocer el derecho a la identidad, realizar un acto público de reconocimiento de su responsabilidad, brindar tratamiento médico y psicológico a sus familiares, garantizar el acceso público y sistematizado a los archivos que contengan información útil y relevante para la investigación en causas seguidas por violaciones a los derechos humanos durante el conflicto armado, entre otras medidas.

La Asociación Pro-Búsqueda ha trabajado por más de 20 años con las víctimas de crímenes lesa humanidad cometidos durante el conflicto armado para exigir la reparación moral y material de los derechos que les fueron vulnerados durante la guerra. La presente resolución emitida por el máximo organismo interamericano de protección a los Derechos Humanos resulta un gran avance para la sociedad salvadoreña porque reivindica la lucha que han realizado las víctimas y familiares a través de muchos años por la búsqueda de la verdad y la justicia.

Hacemos una invitación a las instituciones del Estado Salvadoreño competentes para que la cumplan de la manera más favorable para las víctimas y juntos podamos curar las heridas abiertas del pasado y construir las bases para la reconciliación del país.

San Salvador, 28 de noviembre de 2014

Posicionamiento Sentencia Caso Rochac

November 28, 2014