Campaña en Estados Unidos

A pesar de los 923 casos registrados de niñas y niños desaparecidos durante el conflicto armado salvadoreño (384 ya localizados), creemos que existen otros muchos casos que aún no han sido denunciados. Para ello, nos basamos en dos hechos: el elevado número de adopciones que fueron tramitadas durante ese período y la cantidad de ciudadanos salvadoreños que emigraron en esos años, principalmente a Estados Unidos.

En el primer caso, 2.354 visas de adopción fueron concedidas por el Departamento de Estado en Estados Unidos durante los años del conflicto armado. Sin embargo, Pro-Búsqueda sólo ha encontrado a 61 jóvenes en este país. Por otro lado, no se sabe exactamente cuántas visas de adopción fueron tramitadas para países europeos en ese período.

Otro dato a tener en cuenta es que durante la década de los 80 emigraron a Estados Unidos medio millón de salvadoreños, según el censo de población estadounidense de 1990. Desconocemos cuántas de estas familias migrantes tienen a algún hijo desaparecido y, hasta la fecha, no lo han reportado.

Teniendo en cuenta estas cifras, es posible que el fenómeno de la niñez desaparecida sea mucho mayor de lo que pensamos.

Por ello, se ha puesto en marcha una campaña de comunicación en Estados Unidos –en colaboración con el Centro de Derechos Humanos de la Escuela de Leyes de la Universidad de California en  Berkeley- con la que se espera dar a conocer la labor de Pro-Búsqueda entre quienes hayan sufrido la desaparición de un niño o niña durante la guerra en El Salvador.

La campaña incluye el diseño de materiales gráficos y audiovisuales y pretende llegar a la comunidad salvadoreña en Estados Unidos. También se ha habilitado el número de teléfono 99000 para la recepción de sms con información de casos de desaparición forzada de niños y niñas.

También se ha habilitado un perfil de facebook titulado “El Salvador: Children of war”  https://www.facebook.com/pages/El-Salvador-Children-of-war/632596610122040 para lograr tener un mayor alcance con los jóvenes salvadoreños que se encuentran en la búsqueda de sus orígenes biológicos.