Estructura

La Estructura orgánica de Pro-Búsqueda

La Asociación Pro-Búsqueda la constituyen más de 860 familias que han sufrido la desaparición de  niños o niñas durante el conflicto armado en El Salvador. Enlace organigrama

En términos legales, es una asociación sin fines de lucro, conformada por una Asamblea General. A nivel estratégico está conducida por una Junta Directiva y a en lo operativo dirigida por la dirección operativa que es la instancia quien garantiza el cumplimiento de los planes anuales de trabajo, además de aportar propuestas a nivel de decisiones estratégicas para sean sometidas a consideración de la Junta Directiva y Asamblea General

La Junta Directiva está constituida por 9 representantes 5 de ellos y ellas, son  familiares de las niñas y los niños desaparecidos distribuidos en 5 regiones del país, por 2 jóvenes reencontrados/as y 2 personas colaboradoras comprometidas con los derechos humanos y con la labor de PROBUSQUEDA. La directiva es electa por la Asamblea General para un período de dos años, a quien se le delega la responsabilidad para las decisiones institucionales a nivel estratégico.

 

Funcionamiento operativo

Pro-Búsqueda desarrolla su labor en cuatro áreas de trabajo especializadas y complementarias, es decir con un enfoque multidisciplinario bastante articulado:

Unidad de Investigación es responsable de la investigación y localización de los niños y niñas ahora jóvenes que fueron desaparecidos durante el conflicto armado (1980-1991). El proceso investigativo se inicia cuando se recibe un caso y concluye con resultados  de ADN herramienta científica mediante la cual se garantiza la certeza de la investigación documental y de campo.

Asistencia Jurídica: Se pretende reivindicar el derecho a la justicia  que demandan las víctimas por las graves violaciones sufridas a rías de la desaparición forzada. La desaparición forzada se constituye en delito  de lesa humanidad que no prescribe y resulta permanente en el tiempo mientras la persona desaparecida no aparezca o se esclarezca su paradero.

Apoyo psicosocial: Consiste en la labor de acompañamiento y atención a  familiares y jóvenes reencontrados/as,  en el abordaje de las diferentes afectaciones derivados de la desaparición forzada y apoyo en el proceso de reintegración familiar cuando sus casos son resueltos investigativamente.

Incidencia, Organización  y educación de familiares: Contempla procesos organizativos y formativos dirigido a familiares de las cinco zonas, con el fin de generar conciencia sobre sus derechos y las obligaciones del Estado frente a la problemática de la niñez desaparecida, además de las distintas formas de reivindicación.

 Comunicaciones: Garantiza la difusión y comunicación pública y política posicionando la vigencia de la problemática de la niñez desaparecida

Organigrama