Tino Guardado Mejía

Tino Guardado Mejia

Tino Guardado Mejia

“En aquel tiempo era delito estar organizado”, comenta Tino Guardado cuando habla de la historia de su familia. En 1980, formar parte de cualquier asociación o grupo –estuviera vinculado a la guerrilla o no- se convertía en motivo de persecución por parte de los cuerpos de seguridad del Estado y de los escuadrones de la muerte.

En esa época, la situación se volvió muy difícil para muchas familias salvadoreñas. Una de ellas, era la familia Guardado. El hostigamiento era tal que, a los 13 años, Tino se fue de su casa para salvaguardar su vida. “Éramos perseguidos constantemente, cuando ellos llegaban quemaban hasta las casas”, recuerda.

El 11 de abril de 1980, la madre de Tino y su hermana se trasladaban de un cantón a otro cuando miembros de los escuadrones de la muerte las interceptaron. Mataron allí mismo a la madre y se llevaron a la pequeña. María Concepción tenía 5 años.

La desintegración familiar que propició la guerra impidió el contacto de Tino con su otro hermano de tal forma que no fue hasta 3 años después que supo de la muerte de su madre y la desaparición de su hermana.

Los dos hermanos empezaron juntos la búsqueda de María Concepción. Consiguieron una fotografía de la niña y averiguaron que tras el asesinato de su madre había sido puesta al cuidado de unas monjas. Pero no supieron nada más.

Pro-Búsqueda localizó a María Concepción hace 7 años. Fue adoptada por una familia italiana y dice que apenas recuerda nada de su infancia. Se ha mantenido en contacto con sus hermanos pero, de momento, el reencuentro no ha tenido lugar.

June 3, 2009