Un año más en la lucha por la verdad, la justicia y la reparación para las víctimas de desaparición forzada de niñas y niños

La Asociación Pro-Búsqueda de Niños y Niñas Desaparecidos celebrara su décimo noveno aniversario junto familiares de niños y niñas desaparecidos, así como jóvenes reencontrados que han podido conocer a su familia biológica gracias a la labor que hemos desempeñado. Además, se contara con la presencia de diversas autoridades y representantes de organizaciones sociales. Todos reunidos en un acto público que tiene lugar en el Museo Nacional de Antropologia (MUNA), ubicado en San Salvador.

Durante el evento, se realizarán varias actividades de sensibilización en torno a las desapariciones forzadas y la memoria histórica de nuestro país. Se pretende, también, compartir con los familiares y víctimas los logros obtenidos en los 19 años de vida de Pro Búsqueda. La jornada estará amenizada con actuaciones musicales, teatrales y de danza.

En estos 19 años Pro Búsqueda ha capitalizado experiencia en la investigación de casos de niños y niñas desaparecidos, habiendo logrado resolver 386 casos de un universo de 926. Para dar soporte científico a la investigación, se cuenta con un banco de perfiles genéticos, siendo la primera organización que administra ella misma dicho Banco.

Procesos judiciales

Pro Búsqueda ha sentado precedentes históricos habiendo logrado que se condenara al Estado de El Salvador en dos ocasiones por la Corte Interamericana y  un caso más está siendo conocido por este importante organismo internacional.Siendo el caso más emblemático la Sentencia condenatoria por la desaparición forzada de las hermanitas Serrano Cruz en marzo de 2005, en esta ocasión el Estado fue declarado culpable de haber violado los derechos a las garantías judiciales y a la protección judicial, así como también violó el derecho a la integridad personal.  En esta Sentencia la Corte obliga al Gobierno de El Salvador, cumplir con una 11  medidas de reparación, entre las que se encuentran la búsqueda de las dos hermanas y la identificación de los responsables de su desaparición, creación de una comisión nacional de búsqueda que se encargue de investigar, de forma efectiva, los casos de desaparición forzada durante el conflicto armado entre otras medidas sustanciales.

Además, recientemente El Estado Salvadoreño enfrentará un nuevo proceso ante el sistema interamericano de derechos humanos, por la desaparición forzada en los casos José Adrián Rochac Hernández, Santos Ernesto Salinas, Manuel Antonio Bonilla Osorio, Ricardo Ayala Abarca y la niña Emelinda Lorena Hernández, ya que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha decidido el pasado 21 de marzo de 2013 enviar el caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

 Las desapariciones de cuatro niños y una niña fueron presentadas a la Comisión Interamericana en año 2003, luego que los recursos de habeas corpus  presentados por los familiares ante la Sala de lo constitucional resultaron infructuosas y que no se realizaron investigaciones diligentes para encontrar el paradero de los niños y la niña, ni para investigar y sancionar a los responsables de las desapariciones pese a las constantes denuncias de los familiares.

 A nivel de la justicia interna, se continúa desafiando al sistema político y judicial para lo cual seguiremos vigilantes para que en el país se aplique justicia por los crímenes de lesa humanidad cometidas a los niños y las niñas.

 La labor de Pro-Búsqueda a lo largo de todos estos años no ha sido fácil. El Estado de El Salvador ha obstaculizado el trabajo de investigación de Pro-Búsqueda y se continúan sin investigar y sancionar a los responsables. El Estado de El Salvador incumple las Sentencias condenatorias emitidas por la Corte Interamericana.

 

Pro Búsqueda seguirá vigilante y exigirá el cumplimiento de las obligaciones internacionales en casos de desaparición forzada de las niñas y los niños, para contribuir a la construcción de la democracia y la paz en El Salvador en materia de derechos humanos.

“Cuando se habla con el corazón, nada puede pasar”  (Padre  Jon De Cortina)

 

San Salvador, 27 de agosto de 2013

August 27, 2013